Cómo Acelerar el Metabolismo en la Mujer

El Metabolismo responde a un complejo juego de equilibrios y engranajes hormonales, que deben funcionar a la perfección, donde si una pieza se altera, afecta toda la cadena que sigue.
Los cuerpos de mujeres y hombres son obviamente distintos por fuera; pero también son muy distintos por dentro.
La mujer tiene un complejo sistema hormonal que cambia día a día durante su ciclo menstrual y además va cambiando con el pasar de los años.
Por eso la recomendación tradicional de comer menos y ejercitar más, es especialmente un mal consejo para las mujeres, sobre todo después de los 30
A continuación te explico un poco cómo funciona este complejo engranaje y al final de este correo te doy las soluciones junto a una invitación que no te puedes perder para recuperar tu figura y tu salud.
Seguir leyendo
Las hormonas femeninas y su repercusión en el control del peso de la mujer
Las hormonas sexuales femeninas son la progesterona y los estrógenos, y son las responsables de la forma del cuerpo ideal de la mujer adulta: el reloj de arena.
La distribución de grasa en el cuerpo de la mujer, que se concentra mayormente en los pechos y las caderas y muslos está dada por el balance entre la progesterona y el estrógeno.
Otras Hormonas
La insulina, que es una hormona cuyos niveles están determinados principalmente por lo que comemos, y especialmente por el consumo de carbohidratos. La insulina es una hormona de guarda, de acumulación, y le indica al cuerpo que hay energía extra para guardar para los tiempos de escases. Gran parte de esa “energía” para los tiempos de escases se guarda como grasa abdominal.
Por su parte el cortisol es una hormona que produce nuestro cuerpo cuando estamos sometidos a estrés, y su aumento también está relacionado con el depósito de grasa abdominal.
Por eso si empiezas a acumular grasa abdominal la recomendación es tratar de reducir tu nivel de estrés para bajar el cortisol, y controlar tu consumo de carbohidratos para no aumentar la insulina de más y no acumular grasa.
¿Sabes cuál es una de las mejores recetas para reducir el estrés? La caminata suave, en modo paseo!! Por eso trata de darte un regalo de salud y empieza a dejar unos 20 minutos diarios para caminar.
Cambios hormonales en la mujer
Después de los 30 sufrimos fluctuaciones hormonales naturales. De acuerdo al proceso natural de envejecimiento, nuestros ovarios ya no producen la misma cantidad de estrógeno y progesterona lo que nos hace más propensas a guardar grasa abdominal.
Es por todo este proceso hormonal que empezamos a ver cambios en la composición de nuestro cuerpo y a experimentar que lo que comíamos y/o que el ejercicio que hacíamos antes, ya no hace lo mismo en nuestro cuerpo.
Como ya vimos más arriba, además de la pregesterona y los estrégenos, hay otras hormonas que participan en este juego hormonal y eso por eso que en esta etapa debemos preocuparnos más aún por controlar la insulina, el cortisol y la hormona del crecimiento.
¿Por qué la hormona del crecimiento?
Una vez que la progesterona cae, la hormona del crecimiento en tu única arma hormonal para mantener la grasa abdominal a raya, y un cuerpo tonificado.
El problema es que con los años, su producción tanto en hombres como en mujeres también empieza a decaer…., pero no te angusties!! Porque a continuación te cuento algunas formas para mantenerla:
• una adecuada cantidad de sueño nocturno (idealmente entre 7/8 hrdiarias)
• suficiente proteína para alimentar y mantener tu músculo
• la incorporación de ejercicio de fuerza en sesiones cortas e intensas que no sometan tu cuerpo a un estrés extra
• alargar la ventana de ayuno nocturno
Como si todo eso fuera poco, el balance estrégeno/progesterona también se ve afectado por nuestra exposición a xenoestrógenos, que son compuestos químicos que el cuerpo toma y procesa como si fueran reales estrógenos. Son compuestos que liberan algunos plásticos, o que se encuentran presentes en cremas y maquillajes, y en algunos alimentos
Lo que crea un desbalance aún más pronunciado a lo estrogénico, y termina cargando al cuerpo hacia la acumulación de grasa abdominal.
Solucionar el problema:
Si eres una mujer que busca optimizar sus hormonas, aquí hay un listado de acciones que puedes incorporar
1. Ayudar a la desintoxicación natural del cuerpo, tomando té verde y comiendo verduras crucíferas como brócoli, coliflor, repollo.
2. Comer una dieta alta en vegetales, para aumentar la cuota de fibra que actúa como un hisopo arrastrando las toxinas de tu cuerpo
3. Reduciendo los lácteos que muchas veces son inflamatorios y además estimulan la producción de insulina.
4. Suplementar con aceite de pescado para reducir la inflamación y ayudar a balancear las hormonas femeninas.
5. Incorporar una rutina de fuerza
6. Caminar ojalá por unos 20/30 min de forma diaria.
7. Tratar de evitar la exposición a xeno estrógenos, que incluyen botellas plásticas, alimentos estregpenicos como soya, los alimentos cargados de hormonas, pesticidas, etc
8. Hacer ejercicio que incluya entrenamiento con pesas
9. Incorporar la caminata diaria a tu rutina.
10. Control de insulina con una dieta relativamente baja en carbohidratos
En este correo he tratado de explicarte y darte mis mejores consejos para manejar tus hormonas femeninas; pero obviamente es mucha información. Mucha más de la que puedo poner en un mail.
Tengo tanto que contarte que con mucho cariño te invito a que puedas saber más, para aprender a controlar tus hormonas.
Revisa el Curso: Cómo Acelerar tu Metabolismo después de los 30.
En este curso aprenderás todo lo necesario para entender cómo funciona tu metabolismo y qué hacer para recuperar tu cuerpo y energía deseados. Te ayudará a entender qué hacer para manejar de una forma sana y saludable tu peso. Cómo evitar la pérdida de músculo y masa magra, y cómo potenciar la pérdida de grasa, que además de ser poco estética, nos inflama y predispone a enfermedades inflamatorias como diabetes tipo II, Alzheimer y algunos tipos de cáncer.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes