TU AMIGO EL COLESTEROL

Existen muchos mitos en relación a la alimentación y la nutrición, y el colesterol es uno de ellos.corazón y estetoscopio

Cuando se habla de colesterol, la mayoría de la gente lo asocia con una grasa mala, algo dañino para nuestra salud y la salud del corazón. Pero eso no es así!!

El Colesterol es tu amigo y no tu enemigo. Es una grasa INDISPENSABLE para vida, y la verdad es que  sin colesterol nos moriríamos.

Algunas de sus funciones en nuestro cuerpo son formar parte de las membranas celulares, ser el precursor de todas las hormonas esteroidales (estrógeno, testosterona, cortisona);   de la  vitamina D, y formar parte de los ácidos biliares que ayudan a digerir la grasa, por lo tanto en resumen, aunque en un par de días más no se acuerden en que parte está presente el colesterol o cuál es su función específica en nuestro cuerpo; si se acuerden que sin colesterol en el cuerpo no podría haber vida!!.

El colesterol también es muy importante en el cerebro para la función neurológica. El cerebro es el órgano más rico en colesterol de nuestro cuerpo, donde es esencial para el aprendizaje y la memoria.

HDLEl HDL (o proteínas de alta densidad): es el comúnmente llamado colesterol “bueno” porque ayuda a mantener al “colesterol malo” , moviéndolo lejos de las arterias, ayudando así a eliminar el exceso de placa arterial.

El llamado colesterol “malo” o LDL (lipoproteínas de baja densidad), es el que podría acumularse en las arterias, formando una placa que hace las arterias más estrechas y menos flexibles (aterosclerosis), pero ya vamos a entender que esa no es la causa del problema.

Los valores de colesterol saludables son variables, pero más importante que el valor de colesterol total, es la relación que existe entre los triglicéridos y el HDL.

Relación Triglicéridos/HDL: el ideal es esa razón sea inferior a 2.para una buena salud cardio vascular.

También es importante la  relación HDL/colesterol, que idealmente  debería ser menor que 3,5

El colesterol que encontramos en nuestro cuerpo puede provenir de sólo dos fuentes. Y la gran mayoría del colesterol que circula por nuestro cuerpo, es elaborado por el propio cuerpo (75 %), y sólo el 25 % proviene de nuestra dieta.

De acuerdo a los estudios más recientes en la materia, la posibilidad de que el colesterol que comemos aumente el colesterol sérico (de la examen de colesterolsangre) es tan baja,  que lo más probable es que ni siquiera exista.

La inflamación silenciosa es el verdadero responsable de de las enfermedades coronarias.

La inflamación silenciosa se produce  por el exceso de grasa corporal en nuestro cuerpo que sube la proteína C reactiva (mide los niveles de inflamación), por el estrés, y sobre todo el consumo excesivo de carbohidratos refinados en nuestra dieta.  Idealmente  tus niveles de Proteína C reactiva deberían estar bajo 1.

El colesterol es como “el maestro chasquilla” de nuestro cuerpo. Cuando hay exceso de inflamación, sube el colesterol porque el cuerpo produce más para mandarlo arreglar los problemas causados por la inflamación.

El colesterol es sólo el síntoma, no la causa del problema; por eso tratar de prevenir las enfermedades coronarias bajando el colesterol de la dieta, o el colesterol de la sangre con pastillas, es como tapar la mancha de humedad de humedad de la pared con pintura, es vez de arreglar la filtración…

medicamentosEs la inflamación la que crea daño en las paredes de las arterias; y entonces ahí llega el colesterol a tratar de arreglarlas. El problema es que cuando hay mucha inflamación, hay muchos radicales libres que oxidan el colesterol endureciéndolo y creando esas placas duras que causan los ataques cerebrales o al corazón…

Seguramente si el cuerpo no aumentara la producción de colesterol para contrarrestar los daños causados por la inflamación, habría más ataques cardiacos; pero lo importante es entender que el colesterol es sólo un síntoma que nos habla de que algo no anda bien y que tenemos que cambiar para no seguir igual, pero el culpable, o el malo de la película no es el colesterol!!

Claramente las políticas públicas de los últimos años en materia de salud, enfocadas en disminuir el colesterol que comemos, han llevado al mundo y los países desarrollados a una gran epidemia de obesidad y aumento de las enfermedades inflamatorias como la diabetes y el Alzheimer .

No son los alimentos altos en colesterol, si no los alimentos que aumentan la inflamación como el exceso de carbohidratos los que debemos evitar.

Si tu colesterol está alto, evita los carbohidratos procesados como galletas, pan, pastas, y cereales secos (en caja) incluyendocereales de caja los productos integrales procesados como panes integrales, galletas, barras, etc. En su mayoría, y sobre todo cuando son producidos en grandes fábricas, igualmente contienen más carbohidratos de los que deberíamos ingerir, lo que aumenta la inflamación
interna, los radicales libres y por ende la formación de placa dura en las arterias.

Prefiere comer muchas verduras, y carnes magras, y grasas buenas como aceite de coco, aceite de oliva, huevos, y frutos secos.

Libro recomendado: La verdad sobre el colesterol  y para los que entienden inglés, les recomiendo mucho esta exposición del dr Attia.

 

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes