¿Y ahora qué?

Llegó el calor, y queremos vernos y sentirnos bien.

Empezamos a mostrar brazos, piernas y “abdomen”,… y nos preguntamos: ¿ahora qué hacemos?

Algunos se dejan seducir por cantos de sirena y quieren creer que la solución es hacer la dieta de moda o una dieta extrema tipo sólo pollo, lechuga y diet coca cola, y se resignan a  pasar hambre…;

Buena condición física

otros se inscriben en un gimnasio para  hacer spinning , o mucho aeróbico, traspirar harto y así “pagar los pecados del año”, pero ninguna de esas opciones es la solución…

No necesitas estudiar nutrición, ni medicina para darte cuenta que si engordaste es porque comiste más de lo que lo que necesitabas, o hiciste malas elecciones nutricionales, o te moviste poco; o lo más probable es que tu respuesta sea “todas las anteriores”, y que por mucho que con esas dietas flash bajes unos kilos (en general de músculo y no grasa, lo que se traduce en un gran problema a futuro pq disminuyes tu metabolismo) los ganarás rápidamente de vuelta apenas te des de alta de tu dieta y vuelvas a tu rutina …

Entonces lo que necesitas es hacer cambios que duren, y siempre he creído que lo mejor para eso es entender!!

SíiI!!, necesitas saber para poder hacer buenas elecciones, y no creer la publicidad que quiere llenarte de productos light o diet, píldoras mágicas y hasta intrincados aparatos que te prometen abdominales marcados en sólo 5 min y sin otros sacrificios…

Siempre estás a tiempo de empezar a saber y conocer que hacen los alimentos en tu cuerpo, cómo afectan tu metabolismo, como manejar las hormonas que almacenan y queman grasa. Puedes y debes cambiar tus hábitos, aprendiendo a comer de acuerdo a tu metabolismo, trabajando con él y no en su contra.

comer sano

Si comes bien y te empiezas a mover más y más eficientemente, y nutres tu cuerpo ayudándolo a desarrollar músculo y quemar grasa; aceleras tu metabolismo y no lo destruyes como con las dietas de hambre.

Para algunos el problema es que estamos a poco más  de un más de un mes para que termine el año, llenos de actividades, y nos sentimos agotados….lo que nos da la excusa perfecta para seguir igual que siempre y no tomar las riendas para ver los cambios que tanto anhelamos.

No te dejes llevar por el día a día y planifica tus comidas y tu ejercicio como cualquier otra actividad en tu día, anótala en tu agenda y cumple contigo!!

Si tan sólo cambias tu forma de comer eligiendo comida de verdad (no de bolsa o caja) que es nutricionalmente densa y destinas 15 -20  min diarios para moverte de forma inteligente  usando ejercicios compuestos, que la ciencia ha probado ser el sistema más eficiente), te aseguro que puedes ver cambios notables en poco tiempo. En un mes no vas a tener una figura de revista, pero si te sentirás mas firme y lleno de energía para seguir.

Y no tengas susto de las fiestas de fin de año, ya que esas comidas extras te pueden ayudar también al ser usadas estratégicamente en tu plan; pero si quieres realmente sacar el máximo provecho a tu esfuerzo yo te puedo ayudar haciendo un plan personalizado para ti, ya que tu cuerpo y tu metabolismo son tan únicos como tu huella digital.

Cada uno debe aprender a dialogar con su cuerpo. Escuchar sus señales y las respuestas a las comidas. Al conocerte podrás manejar tus hormonas y finalmente manejar tu peso, tu energía y tu salud.

Tags: , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes