La Sal: ¿Amiga o enemiga?

¿Es la Sal, efectivamente tan mala como dicen?

sal
Al contrario de los que muchos creen la sal juega un papel absolutamente vital en
nuestro organismo y nuestra salud, y no es mala per se, pero cuidado que no
todas las sales son iguales.
Cuando hablamos de sal, pensamos en cloruro de sodio o NaCl, lo cual es perfectamente válido si hablamos de la sal refinada, porque ha sido reducida a eso y nada más; sin embargo, la sal sin refinar (natural) contiene entre un 82% a un 90% de cloruro de sodio, y el resto está constituido por minerales y oligoelementos, que hacen que la sal natural tenga casi la misma concentración de elementos que la sangre humana, y que el mar primario, el mar de hace millones de años.
Y es precisamente ese “restante” lo que le confiere a la sal natural , no refinanda, un equilibrio perfecto, y lo que marca la diferencia entre un alimento saludable, o un peligroso veneno a largo plazo, como es la sal refinada.
La sal refinada es la sal que ha sido sometida a procesos químicos que la limpian de todos los minerales distintos al cloruro de sodio, dejándola remitida sólo a NaCl, sin otros minerales u oligoelementos. Por ley, en Chile se debe reemplazar el yodo que es removido durante el proceso, añadiéndole a la sal yoduro de potasio. Para estabilizar el yodo que es volátil, se agrega dextrosa que da a la sal yodada un color morado, por lo que luego es necesario un agente blanqueador para restablecer la blancura de la sal. Como se podrá dar cuenta, esta sal ya no tiene nada de natural y mucho menos de saludable.
En algunos casos, como los de la sal que viene para ser utilizada en saleros desechables, se les agrega algunos aditivos antiaglomerante que impide que la sal se apelmace, como el hidróxido de aluminio. El aluminio está siendo muy cuestionado en la actualidad, ya que se acumula en el cerebro y se cree que puede estar asociado al Alzheimer.
La sal de mar sin refinar presenta distintas coloraciones que dan cuenta de los minerales que están presentes en ella, yendo desde un gris claro, hasta el rosado de la sal de los andes o del Himalaya.
Entre las sales sin refinar la más pura es la que se saca de minas de las montañas, ya que pertenece a depósitos de sal de los antiguos mares en la etapa de las glaciaciones donde
los mares eran puros y prístinos, sin contaminación; pero obviamente aunque hoy en día los mares ya no sean lo que fueron hace algunos millones de años atrás, hay lugares como los mares del norte de nuestro país de donde aún se puede obtener sal de buena calidad y con todos los minerales y oligoelementos que nuestro cuerpo necesita.
Composición  e importancia  de los minerales presentes en la sal sin refinar:

Minerales en mayor porcentaje que otros tipos de sal:

– Calcio ( 457,89 / 100mg) Regula el ritmo cardíaco. Interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos. Interviene en la contracción de los músculos. Mantiene la salud de los huesos y
los dientes. Permite la correcta coagulación de la sangre. Es indispensable para la función celular. Favorece al funcionamiento delsistema inmunológico. Es fundamental para el buen
funcionamiento del sistema respiratorio.

– Hierro (3,98 / 100mg) Es indispensable para el transporte de oxígeno por la sangre hacia los tejidos.  Es, junto al cromo, elemento transportador de proteínas. Forma parte de la estructura de una enzima, la catalasa, que nos defiende contra los radicales libres.

Es necesario para la metabolización de las vitaminas del grupo B. Se ha sugerido que los suplementos de hierro administrados cuando hay déficit de este mineral pueden mejorar la función cerebral de las adolescentes aumentando su capacidad para el aprendizaje y para la memoria.

– Magnesio ( 11,5 / 100 mg) Importante catalizador de muchas reacciones enzimáticas intracelulares, en particular las que se relacionan con el metabolismo de los carbohidratos.

 Zinc ( 0,28 / 100 mg) Participa en la síntesis proteínas y colágeno. Ayuda a cicatrizar heridas. Fortalece las defensas del cuerpo. Es un poderoso antioxidante. El adecuado crecimiento y desarrollo durante el embarazo, la niñez y la adolescencia dependen de su presencia. Mantiene los sentidos del gusto y del olfato. Protege los ojos.

 Cobre  ( 0,13 / 100 mg) Indispensable para la formación de hemoglobina.Permite utilizar el aminoácido tirosina como un factor de pigmentación para el cabello y la piel. 

Es esencial para la utilización de la vitamina C. Presente en la síntesis de determinadas sustancias esenciales en la formación de las vainas protectoras de mielina que envuelven las fibras nerviosas. Participa en la formación y mantenimiento de los huesos. Interviene en la formación del ARN. Evita la excesiva coagulación sanguínea. Colabora en el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Participa en el mantenimiento óptimo de los niveles de
colesterol.

Minerales en menor porcentaje que otros tipos de sal

– Sodio ( 12,49 /100 mg) 

Los beneficios de este tipo de sal son impresionantes, entre los que destacan:

Ser un poderoso elemento anti-estrés para el cuerpo.
La sal es necesaria para mantener tonicidad y fuerza muscular.
La sal resulta ser vital en la prevención y en el tratamiento del cáncer.
La sal es vital para regular las funciones del sueño.
La sal es un compuesto vitalmente necesitado por los diabéticos.
La sal es vital para la comunicación y el procesado de información de las células.
La sal es vital en la absorción  de partículas de alimento a través de los intestinos.
La sal es esencial para la prevención de calambres musculares.
La osteoporosis puede ser el resultado de una falta de sal y agua en la dieta.
La sal es absolutamente vital en la creación firme de la estructura ósea.
La sal puede ayudar a mantener un buen apetito sexual.
Y muchas cosas más.
daños de la sal
Y ahora, una pequeña lista de los perjucios que ocasiona la sal
refinada, todos los alimentos procesados que abusan de su uso (y que NO
ocasiona la sal marina natural):
  • retención de líquidos,
  • obesidad,
  • nefropatías
    (enfermedades renales),
  • celulitis,
  • esclerosis,
  • ácido
    úrico,
  • artritis,
  • cistitis,
  • cálculos
    biliares,
  • excitación, 
  • insomnio,
  • cansancio,
  • dependencias,
  • alopecia,
  • estreñimiento,
  • osteoporosis,
  • distintos
    tipos de cáncer, etc.
 ¿Y cómo evitar todo esto?Pues muy sencillo: consumiendo sal natural, sin
refinar (¡y sin yodo ni flúor añadidos!).

Tags: ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes